NEURO-TRAINING  Barcelona - Disciplina de transformación de la consciencia
RSS Devenir Fan

Articles récents

ME DECLARO VIVO de Chamalú, indio quechua
“Je me déclare en vie” de Chamalú en français
Ley de Parkinson
Experimento con chimpancés
Pensamiento

Articles les plus populaires

El cerebro y las neurociencias
La salud en el siglo XXI
Ley de Parkinson
Pensamiento
Para ti el Hombre, de parte de una Mujer

Catégories

Anecdotas
avances
Bernard Werber
bienestar
cerebro
Definición
emocional
familia
físico
historia
medicina
Medicina Tradicional China
mental
neurociencias
neuronas
Neuro-Training
Nutrición
Programas
psicosomático
Sabiduría
salud
Test Muscular
testimonio
universal
Yin Yang
fourni par

Mi blog

El cerebro y las neurociencias

El cerebro y las neurocienciasEl cerebro, una herramienta desconocida
Los científicos están lejos de haber contestado a todas las preguntas sobre el cerebro, y probablemente nunca lo conseguirán. Se modifican las teorías en función de los nuevos descubrimientos sobre su funcionamiento, pero a pesar de toda la atención que recibe el cerebro, cierto número de omisiones fundamentales siguen todavía oscureciendo su comprensión.
 
La investigación en Neurociencias: el mayor desafío del siglo XXI
Cada semana, los medias y los centros de investigación hablan de una actualidad o de un descubrimiento en neurociencias. La investigación es un trabajo largo, costoso y sin embargo portador de avances mayores y esperanza.

Caenorhabditis elegansA pesar de un siglo de investigaciones activas, los científicos ignoran todavía lo que ocurre en este órgano de menos de un kilogramo y medio, esta sede de toda actividad consciente humana. Muchos han intentado atacarse a estas preguntas examinando los sistemas nerviosos de organismos más pequeños. De hecho hace ya 15 años que los investigadores han cartografiado las conexiones de cada una de las 302 células nerviosas de la "lombriz" Caenorhabditis elegans. Sin embargo, el diagrama de cableado de este minúsculo gusano poco ha ayudado en entender cómo estas conexiones dan a luz a sus comportamientos hasta rudimentarios, como alimentarse y reproducirse.

En el humano, la dificultad encontrada para establecer un vínculo entre anatomía y comportamiento es aún mayor. Los medias enseñan a menudo imágenes cerebrales demostrando que zonas particulares del cerebro se activan cuando uno se siente rechazado, cuando se habla un idioma extranjero, etc… Estas noticias pueden dar la impresión que las técnicas actuales proveen nuevos conocimientos fundamentales sobre el funcionamiento del cerebro. Es una falsa impresión.
 
El ejemplo de la “Neurona Jennifer Aniston”
Un ejemplo notable de esta ilusión es un estudio reciente y muy mediatizado, en el que se ha identificado una célula cerebral particular que emitió una señal eléctrica en reacción a la vista de la cara de la actriz americana Jennifer Aniston. Aunque causó sensación, el descubrimiento de la “neurona Jennifer Aniston” no nos mueve mucho hacia adelante. Seguimos en la más total ignorancia de la manera en la que las impulsiones eléctricas de esta neurona influencian sobre la capacidad a reconocer la cara de Jennifer Aniston y a establecer un vínculo con la serie de televisión Friends en la que actúa la actriz. Para que el cerebro reconozca la actriz, un extenso conjunto de neuronas debe probablemente activarse, neuronas que hablan entre sí a través de un código todavía no descifrado.

neurona Jennifer Aniston La neurona Jennifer Aniston también es un buen ejemplo del cruce de caminos en el que se encuentran las neurociencias. Disponemos de técnicas que nos permiten registrar la actividad de neuronas aisladas en el cerebro humano. Pero para progresar de verdad, los investigadores necesitan nuevas técnicas que les permitirán sondear y modificar la actividad eléctrica de miles, aun millones de neuronas – técnicas capaces de descifrar lo que Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), pionero de la neuroanatomía, llamaba “las junglas impenetrables donde se han perdido muchos investigadores”.
 
Se piden a gritos nuevas tecnologías
Con tales descubrimientos metodológicos, se podría, en teoría, llenar poco a poco las carencias de nuestro conocimiento de la sucesión de eventos que ocurren entre la activación de las neuronas, y la cognición (percepción, emoción, tomar decisión) y, al fin de cuentas, la conciencia misma. El descifrar esquemas precisos de la actividad cerebral subyacente al pensamiento y a los diversos comportamientos proveerá también con información esencial sobre el disfuncionamiento de los circuitos neuronales en trastornos psiquiátricos y neurológicos como la esquizofrenia, el autismo, las enfermedades de Alzheimer o Parkinson.

Algunas llamadas a desarrollar más adelante las técnicas de investigación del cerebro han empezado a ser escuchadas fuera de los laboratorios. De hecho, la administración del presidente americano Barack Obama anuncio en el 2013 el lanzamiento de una extensa iniciativa a favor del desarrollo de neurotecnologías innovadoras, llamado BRAIN (Brain Research through Advancing Innovative Neurotechnologies, o Investigación sobre el Cerebro por el Desarrollo de Neurotecnologías Innovadoras). Esta iniciativa constituyó en aquel mandato, el esfuerzo más visible dedicado a la ciencia pesada, la “Big Science”.

Investigación sobre el CerebroEl proyecto BRAIN, inicialmente financiado a altura de 100 millones de dólares (74 millones de euros) en 2014, aspira a desarrollar técnicas permitiendo registrar las señales eléctricas y químicas emanando de células cerebrales en mayor número, incluso de zonas enteras del cerebro. BRAIN viene complementar otros grandes proyectos de neurociencias llevados a cabo fuera de EEUU. El proyecto Human Brain Project (Proyecto del Cerebro Humano) financiado por la Unión Europea, es un esfuerzo de investigación de 1,2 mil millones de euros repartidos durante diez años, que tiene como objetivo elaborar una simulación informática del conjunto del cerebro. Ambiciosos proyectos también se lanzaron en China, Japón, y en Israel. El consenso mundial que empuja actualmente a invertir en la investigación sobre el cerebro, recuerda a otras iniciativas posguerras de investigación científicas y tecnológicas, concentradas en prioridades nacionales urgentes: la energía y el armamento nucleares, la exploración espacial, la informática, las energías alternativas, la secuenciación de genomas. A partir de ahora, es el siglo del cerebro que se abre delante de nosotros.

Rastrear cómo las células cerebrales forjan el concepto de Jennifer Aniston (u otra entidad mental) constituye de momento un obstáculo insuperable. Esto exige pasar de una medida efectuada sobre una sola neurona a la comprensión de la manera en la que una reunión de neuronas establece interacciones complejas para crear una entidad global – lo que los científicos llaman una prioridad emergente.
 
El Neuro-Training, una técnica del siglo XXI
La Kinesiología ha descubierto más fenómenos cerebrales de los que puedan explicar las teorías actuales y seguirá siendo una fuente de información sobre las funciones neurológicas durante muchas de las décadas por venir. La Kinesiología ha revelado diversas maneras de influenciar el cerebro y las funciones cerebrales poniendo en evidencia las varias relaciones entre el cerebro y el resto del cuerpo. Los resultados obtenidos con la aplicación de técnicas de Kinesiología demuestran la manera en la que el cerebro intenta funcionar en diversas circunstancias, produciendo los diferentes comportamientos que manifestamos a diario. 

Gracias al conjunto de técnicas a nuestro alcance, y soltando la necesidad de entender los mínimos detalles para llegar al resultado, el Neuro-training consigue trabajar en la prioridad emergente de cada uno, dando la posibilidad al cerebro de ver otras soluciones de comportamientos en adelante.

Solución: Neuro-Tratamiento

FuenteArticulo parcialmente traducido de: