NEURO-TRAINING  Barcelona - Disciplina de transformación de la consciencia
RSS Devenir Fan

Articles récents

ME DECLARO VIVO de Chamalú, indio quechua
“Je me déclare en vie” de Chamalú en français
Ley de Parkinson
Experimento con chimpancés
Pensamiento

Articles les plus populaires

El cerebro y las neurociencias
La salud en el siglo XXI
Para ti el Hombre, de parte de una Mujer
El Neuro-Training, ¿otra terapia alternativa?
El universo, la medicina y el Neuro-Training

Catégories

Anecdotas
avances
Bernard Werber
bienestar
cerebro
Definición
emocional
familia
físico
historia
medicina
Medicina Tradicional China
mental
neurociencias
neuronas
Neuro-Training
Nutrición
Programas
psicosomático
Sabiduría
salud
Test Muscular
testimonio
universal
Yin Yang
fourni par

Mi blog

Yin Yang

“Je me déclare en vie” de Chamalú en français

Je savoure chaque acte.
 
Avant je faisais attention à ce qu’on ne parle pas mal de moi,
d’ailleurs je me comportais comme les autres voulaient
et ma conscience me censurait.
 
Heureusement, malgré mes efforts de
bonne éducation, il y avait toujours quelqu'un pour me diffamer.
Je remercie tellement ces gens qui m’ont appris
que la vie n'est pas une scène !
Depuis, j'osais être moi-même.
 
J'ai parcouru le monde, j'ai des amis de toutes les religions ;
je connais des gens étranges :
des catholiques, des religieux qui pêchent et assistent à la messe toujours à l'heure,
se vantant de ce qu'ils ne sont pas,
des gens qui dévorent leur prochain avec leur langue et leur intolérance,
des médecins qui se portent plus mal que leurs patients,
des gens millionnaires mais malheureux,
des êtres qui passent la journée à se plaindre
qui se retrouvent en famille ou entre amis
le dimanche pour se plaindre à tour de rôle,
des gens qui ont fait de la bêtise leur mode de vie.
 
Le vieil arbre m'a appris
que nous sommes tous pareils.
 
La montagne est mon point de référence :
invulnérable, que chacun dise ce qu'il veut,
je continue mon chemin imparable.
 
Je suis un guerrier :
mon épée est l’amour,
l’humour mon bouclier,
la cohérence est ma maison,
et mon texte la liberté.
 
Si mon bonheur vous semble insupportable, excusez-moi,
la raison n’est pas mon choix de prédilection.
Je préfère l'imagination à l’indienne,
c'est à dire innocence comprise.
 
Peut-être ne devions-nous être qu’humain.
 
Que vous ne voyiez pas les atomes,
ne signifie pas qu'ils n'existent pas.
 
C’est pour ça qu’il est très important que ce soit l'Amour
la seule chose qui inspire tous vos actes.
 
Rien n'a de sens sans amour, sans amour, nous sommes perdus,
sans amour, nous courons le risque de nous retrouver
cheminant dos à la lumière.
 
En réalité,
je parle seulement
pour te rappeler
l'importance
du silence.
 
J’ai hâte que tu découvres le message qui se trouve
derrière les mots ; je ne suis pas un sage,
juste un amoureux de la vie.
 
Le silence est la clé,
La simplicité est la porte
qui laisse dehors les imbéciles.
 
Les gens heureux ne sont pas rentables,
avec lucidité il n’y a pas de besoins inutiles.
 
Ce n’est pas le tout de vouloir se réveiller, il faut se réveiller.
 
La meilleure façon de se réveiller est de le faire
sans se préoccuper si nos actes
incommodent ceux qui dorment à côté.
 
Rappelle-toi que le désir de bien faire sera une interférence.
Il est plus important d'aimer ce que nous faisons
et de profiter tout au long du chemin.
 
Le but n'existe pas, le chemin et le but sont la même chose.
Nous ne devons pas courir vers nulle part,
sinon savoir comment profiter pleinement de chaque pas.
 
Non, ne résiste pas, rends-toi à la vie.
Celui qui accepte ce qu’il est
et se donne les moyens de faire ce qu’il peut,
incarne les utopies
et l'impossible est mis à disposition.
 
La meilleure façon d'être heureux est : d’« être heureux ».
Reconstruis tes racines et savoure la vie.
 
Nous sommes comme des poissons des mers profondes,
si nous sortons à la surface, nous crevons.
 
Frivolité et manque d’importance
condamnent la vie à la mort.
 
Quand nous sommes plus grands que ce que nous faisons,
rien ne peut nous faire perdre l'équilibre.
Mais quand nous permettons que les choses soient plus grandes
que nous, notre déséquilibre est garanti.
 
Le cœur est en urgence par manque d'amour.
Nous devons reconquérir la vie,
tomber à nouveau amoureux d’elle.
 
Notre potentiel intérieur émerge spontanément
quand nous nous laissons en paix.
 
Peut-être que nous sommes juste de l'eau qui coule;
le chemin, c’est à nous de nous le faire.
 
Par ailleurs, ne laisse pas le lit asservir la rivière,
de peur qu’au lieu d'un chemin tu te creuses une prison.
 
Le malheur n’est pas un problème technique,
c’est le résultat d'avoir pris la mauvaise direction.
 
J'aime ma folie qui me vaccine contre la bêtise.
J'aime l'amour qui m’immunise contre le malheur
qui grouille partout, infectant les âmes
et atrophiant les cœurs.
 
L'amour est, de façon subtile,
l'essence de notre ressort immunitaire.
 
Les gens sont tellement habitués à se compliquer la vie,
qu'ils rejettent d'avance la simplicité.
 
Les gens sont tellement habitués à être malheureux,
que le sentiment de bonheur
en devient suspect.
 
Les gens sont tellement réprimés que la tendresse spontanée
gêne et l'amour inspire la méfiance.
 
Il y a des choses qui sont très raisonnables, objectives et... qui puent.
 
Nous ne pouvons plus perdre de temps
à continuer à apprendre des techniques spirituelles quand nous sommes encore vides d'amour.
 
Ceux qui ne sont pas prêts à écouter
ont la récompense de ne rien capter.
 
Profite de ce que qui est à toi, reçois ce qui vient,
crée et invente ce dont tu as besoin, fais seulement ce que tu peux,
et surtout félicite-toi de ce que tu as.
 
La vie est un hymne à la beauté,
un appel à la transparence
 
Lorsque tu t’en rends compte par expérience,
le vent devient ton ami,
l'arbre se change en maître
et l'aube en rituel.
 
La nuit se vêtira de couleurs,
les étoiles parleront la langue du cœur
et l'esprit de la terre reposera enfin au calme.
 
Je me déclare en vie !
 

~~~ Source : “ME DECLARO VIVO” de Chamalú, indien quechua. Traduction de Julie Rogissart ~~~



Locura

LOCURA: Todos nos volvemos cada día un poco más locos, y cada uno de una locura diferente. Ésa es la razón por la que nos comprendemos tan mal los unos a los otros. Yo mismo me siento alcanzado por la paranoia y la esquizofrenia. Además, soy hipersensible, cosa que deforma mi visión de la realidad. Lo sé. 
Ahora intento, en vez de sufrirla, utilizar esa locura como motor para todo lo que emprendo. Pero cuanto más triunfo, más loco me vuelvo. Y cuanto más loco me vuelvo, mejor alcanzo los objetivos que me fijo. La locura es un león furioso escondido en cada cráneo. Sobre todo, no hay que matarlo. Basta con identificarlo y domarlo. Vuestro león domesticado os conducirá entonces mucho más allá que cualquier maestro, que cualquier escuela, droga o religión. Pero, como ocurre con toda fuente de poder, hay un riesgo si uno juega demasiado con su propia locura: a veces el león, sobreexcitado, se vuelve contra quien quería domarle.

EDMOND WELLS 
Enciclopedia del saber relativo y absoluto, tomo II.


El Yo Negativo

Erase una vez un miedo primordial.

Que se haya experimentado en el vientre de nuestra madre (no nos desearon, no era el momento, querían un hijo de otro sexo, hubo un aborto, voluntario o no, antes que nosotros, es la primera vez para mamá y tiene miedo de hacer mal o hacer daño al bebé, se reemplaza un niño muerto antes que nosotros, nuestra propia madre no fue deseada, mamá es demasiado joven o demasiado mayor, papá está enfermo, bebé se presenta mal....)
Que se haya experimentado en la infancia (pérdida de un padre, discusiones entre padres, separación de los padres, mudanza, problema de sitio con los hermanos, pérdida de....)

Todos tomamos una resolución, la de sobrevivir a esta situación.

Para ello hemos generado una energía de supervivencia llamada Yo Negativo (una parte de nosotros dedicada a luchar contra esta situación negativa). Agradecemos esta energía en aquel momento.
El problema es que esta energía está activada en modo "Anti - negativo".

Nada se pierde, todo se transforma.

Así que para poder ser utilizada, esta energía va a solicitar que vivamos experiencias negativas. Será pues, en nosotros, un imán de negatividad llamado Yo Negativo. Cuanto más vivimos algo negativo, más utilizamos esta energía, más va a crecer, más vamos a atraer situaciones, hasta que esta manera de proceder se convierta en acto reflejo, automático, e involuntario. Y nos convertiremos en experto en gestionar lo negativo.
 
Acabaremos siendo este Yo Negativo quien va a tomar la delantera e impedir a nuestro Yo positivo que se exprese.
Entonces, viviremos sufrimiento, separación, dolor, enfermedad, malestar, depresión, angustia, absurdidad, vacío, incomprensión, conflictos, pánico, sensación de no ser... y acabaremos creyendo que somos esta persona Negativa que se pasa la vida en busca de lo negativo, de los problemas. Nuestra percepción de la vida es negativa.
 
El Neuro-Training utiliza un protocolo muy específico para erradicar esta Defensa Mental Primaria y permitirnos expresar nuestra esencia, nuestra luz y eliminar esta parte oscura de nosotros mismos.
Todo el mundo debería eliminar este exceso de negatividad que bloquea nuestro Yin Yang mental y nos hace experimentar sólo el lado negativo de la vida. Tenemos derecho a tener un lado negativo, si no el Yin Yang ya no existe. Lo que es intolerable es que esta parte negativa oscurezca nuestra parte positiva y le prohíba existir. El Yo Negativo se comporta como un saboteador que impide a cualquier persona estar mejor, y le obliga a vivir con limitaciones. Lucha contra cualquier intento de progreso, de desarrollo positivo. Lo que le importa es que le necesitemos, por lo tanto que fracasemos o que seamos infeliz. Al eliminar este Yo Negativo, es un regalo que le hacemos al universo.
 

José Chouraqui


Vídeo DIsney explicativo del estrés

Para ti el Hombre, de parte de una Mujer

Durante mucho tiempo no confiaba en ti, hombre: "no confíes en él", "cuidado, es peligroso", tantos pensamientos que me hacían alejarme. Busqué de dónde podía venir, he tenido las palabras de una madre que quiere proteger a sus hijas de los tropiezos de la vida. Nada de discursos amargados o feministas.

Así que busqué sin encontrar de dónde surgió esta desconfianza hacia ti, hacia vosotros, el hombre, ¿será debido a lo que se nos muestra en el mundo, con las condiciones de las mujeres en algunas partes del mundo? ¿Será el testimonio de estas mujeres que fueron heridas, torturadas, o será mi línea de antepasados femeninos que me advierte o aún los recuerdos de todas las mujeres antes de mí que han pisado la tierra?

Pero este miedo, esta barrera que me aleja de ti para protegerme existe de verdad. Con todo, tengo muchos amigos varones, pero hago una distinción entre un hombre en la amistad y en el amor. Mis amigos son mis aliados, pero los hombres que caen en mi vida con la posibilidad de ser parte de ella en lo que al amor concierne tienen derecho a mis murallas de protección y mi frialdad, lista para saltar como una leona, si excedes los límites de mi territorio, es decir, mi corazón, mi cuerpo, mi alma y mi espíritu.

Un largo trabajo tuvo que hacerse, un descenso en mí para contactar con todas estas imágenes de mujeres lesionadas, y luego me di cuenta, llevo en mí el colectivo del femenino herido. Acepté ser la depositaria de sus heridas, sus injusticias, sus dolores... Al igual que muchas mujeres, al elegir nacer mujer, me hice cargo de estas memorias para transmutarlas, iluminarlas, purificarlas...

Pero me daba contra la pared, porque cada vez que no confiaba en ti, en vosotros, el hombre, sólo perpetuaba la memoria del femenino herido. No te dejaba posibilidad alguna para revelarme tu verdadera naturaleza, tu masculino, tu grandeza. Ya tenías la batalla perdida conmigo, porque ni siquiera te dejaba acercarte.

Cuando me volví consciente de ello, una ola de amor afluyó a mí para ti, para vosotros, el hombre. Comprendí que nuestra desconfianza sólo genera más diferencias. 
Se os estigmatiza, se os condena sin derecho de réplica. Ya soportáis una carga bastante pesada con vuestro linaje masculino. Descubrí que muchos hombres son depositarios a su vez del divino masculino, son el cambio de las mentalidades, de la conciencia... Llevan en ellos la sensibilidad, el anhelo por el amor verdadero, por ser reconocidos por lo que realmente son y no por lo que traen al mundo.

Sentí en lo más profundo de mi alma vuestra necesidad de amor tan impetuosa como la nuestra. Bajé las armas para descubrir nuestra hermosa calidad de completo, nuestra complementariedad, tenemos las mismas aspiraciones... Abrí mi corazón, mi ser, mi territorio para dejarte entrar y averiguar lo que realmente eres. Ya no eres la amenaza, pero el guerrero cansado de tantas guerras que desea vivir por fin y no combatir más.

Mi instinto me impulsa a tomarte en mis brazos, no lo veas como un deseo de curarte o repararte, sino como una bienvenida, porque quiero acogerte de corazón a corazón. Cuando te veo vulnerable, puedo serlo también a cambio. He deseado tanto ser como tú en tu fuerza y tu dominio que a cambio he atrincherado mi vulnerabilidad, ocultado mis lágrimas, avergonzada por verlas abrumarme, pensando que eso era ser débil.

Hoy en día, sé que ser vulnerable significa permitirme ser Yo y descubro en ello mi fuerza para no ocultarme más. Puedo estar de pie con la cabeza alta y orgullosa a tu lado porque sé que estamos unidos por las mismas aspiraciones, ya no somos el uno contra el otro, el más fuerte contra el más débil, las luchas de poderes ya no tienen su lugar. Tenemos, el uno igual que el otro, esta necesidad de dejar las armas, detener las peleas con el fin de descansar y ser recibido por lo que realmente somos.

Respeto ahora tu fuerza, tu animalidad porque he descubierto en ella la mía. Durante mucho tiempo me gustaba describirme como una mujer decente con estereotipos: ser suave, no dar la nota, lo políticamente correcto, mientras que la mujer salvaje golpeaba en mí. He perdido en ello el gusto por la vida a favor de la aprobación de la sociedad. Ahora que le abrí la puerta, puedo encarnar el femenino en toda su paleta de colores, de sentimientos y creaciones y acogerte a tu vez en tu masculino salvaje, que lleva la humanidad a brazos en lugar de aplastarla.

Te veo como un sol que me ilumina y me guía hacia el exterior, me permites con tu presencia revelarme tal y como soy. Yo soy, a mi vez, la Luna, que te guía en tus profundidades, hacia tus emociones y tus sentimientos para que puedas renacer y descubras el ser valioso que eres. Ya no tenemos que separarnos por nuestras diferencias, ya que estas pueden, en vez de luchar entre sí, unirse para que cada uno sea la mejor versión de si mismo.

Que sepas que estoy siempre cambiante como el agua que cubre esta tierra, que necesito también refugiarme en mi cueva, en la naturaleza para reponer fuerzas. Las otras mujeres son mis hermanas, mis aliadas, no hay más competición cuando se encarna el sagrado femenino. Entendemos que todas estamos unidas por la gran Diosa. Nuestros enlaces nos fortalecen, nos permiten saciar nuestra sed a la fuente sintiéndonos apoyadas y reconocidas. De ellas saco mis fuerzas para renovarme con cada Luna nueva.

Sin embargo de ti, me revelo al mundo. Por tus ojos, tus palabras, tu amor, tu tacto, nazco mujer en cada instante. Salgo de mis profundidades para mostrarme al mundo. Me siento digna de ser el femenino en la Tierra, igual que eres digno de ser el masculino. Mientras me revelas, te hago descubrir los ciclos de la vida, del descanso a la acción, del recogimiento al alboroto. Mi intuición se combina con tus visiones para crear lo mejor y la novedad. Seré un refugio donde podrás sacar fuerzas y perspicacia. Serás mi refugio donde conseguiré quietud y recogimiento.

Podremos celebrar una nueva era en la que el hombre y la mujer se han descubierto verdaderamente. El dos se volverá Uno, la armonía y el equilibrio de nuestras diferencias formarán el ciclo completo que tanto nos faltaba. Porque en lugar de alejarnos o ponernos en conflicto, estas diferencias nos enriquecerán al descubrirnos, al crear un mundo nuevo. Ya no será el uno contra el otro entre nosotros, pero el uno con el otro. Cada uno honrará el alma única del otro, ya que no hacen falta comparaciones, todos somos únicos.

Perdóname por mis prejuicios, sólo eran miedos... Y los temores nacen de la ignorancia. Ahora que sé quien eres, ya no hay vuelta atrás posible. El hombre que eres se vuelve necesario a la mujer que soy. Al igual que el Yin y el Yang formamos el equilibrio de un nuevo mundo, nuestro mundo y el de todos los que tocaremos con nuestra historia, nuestro resplandor, nuestro amor, nuestro respeto mutuo, nuestra alegría frente a este reencuentro tan esperado. 

No trataré más de que llenes mis vacíos, porque sólo yo tengo los medios para hacerlo. No buscaré más cambiarte, porque son tus diferencias que ciñen mis huecos. Al nacer el malentendido entre nosotros, dejaré un espacio abierto para acoger quien eres, sin condenarte por no parecerte a lo que yo deseo. No trataré más de privarte de libertad porque el amor no se posee, pero se comparte y crece sin límites.

Al mismo tiempo, no buscaré más llenar tus vacíos o salvarte. Sólo tú tienes los medios y el deber de hacerlo. Ya no me transformaré más para ser amada, porque es ese ser único que soy el que me enriquece y que elegí encarnar. Ya no me perderé más a favor de la paz en los hogares, no dudaré más de mí, no me olvidaré más, no me borraré para ti. Porque es una carga demasiado pesada para imponértela. Me honro y no te pediré más que lo hagas para mí.

Como puedes ver, he aprendido a honrarme para poder honrarte. Lo uno es imposible sin lo otro. 
A pesar de un largo camino, nuestro reencuentro tiene aún más sabor. 
Que sepas  que ya no compilaré más perjuicios sobre ti para no encerrarte en ellos. 
Sin proyecciones y sin expectativas, te descubriré en realidad. 
Gracias por ser el hombre, por encarnar este masculino sin el que yo no sería mujer y no incarnería este femenino.

Jed




Assistant de création de site fourni par  Vistaprint